Distribución Comercial

La distribución comercial española ha experimentando cambios, que se enmarcan dentro del proceso de reestructuración iniciado hace veinte años. Esta evolución ha hecho que se pase del predominio de un comercio tradicional a un esquema multiformato moderno y homologable al del resto de los países de Europa.

 

La fortaleza de la demanda interna y del consumo en nuestro país ha generado una coyuntura favorable para las empresas comerciales, con especial incidencia en  la gran distribución. Por ello, continúa el proceso de concentración en la distribución comercial, en los últimos años por operaciones de crecimiento interno más que por fusiones empresariales.

 

En España existe una gran densidad comercial, propia de los países mediterráneos, y las empresas del sector están sometidas a una intensa competencia, especialmente en los grandes núcleos urbanos. La necesidad de adaptarse a los cambios en la demanda y la aparición continua de innovaciones tecnológicas sigue determinando el nacimiento de nuevas concepciones y formas comerciales. A la vez, las formas comerciales ya existentes tienen que abrir nuevos caminos de competencia intratipos mediante transformaciones organizativas y profundizando en su diferenciación estratégica, para buscar los segmentos de consumidores que tengan mayor potencial de crecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: