CONSTITUCION DE UNA EMPRESA

El proceso de constitución y puesta en marcha de una empresa es una tarea

algo ardua, no por su complejidad, sino por la laboriosidad de la tramitación

para formalizar dicha constitución.

En este documento vamos a tratar de exponer lo más claramente posible los

pasos a seguir, uno a uno, desde la decisión de la forma jurídica a adoptar,

hasta el inicio de la actividad.

A la hora de decidir crear una empresa, hay que tener en cuenta su

planificación global y a largo plazo, definición de la actividad a desarrollar,

valoración de riesgos, capacidad financiera, viabilidad del negocio, estudio de

mercado, etc. Todos estos aspectos conviene recogerlos en lo que se

denomina Plan de Empresa.

Un Plan de Empresa es un documento de trabajo en el que se desarrolla la

idea del negocio que se pretende poner en marcha. Es un esquema de trabajo

abierto y dinámico que debe completarse a medida que avanza la idea. Debe

ser sintético y claro y, aunque no se ajusta a ningún modelo estándar, debe

recoger los siguientes aspectos:

Descripción de la empresa, negocio o iniciativa empresarial

* Referencia de la experiencia y objetivo de los promotores.

Definición del producto o servicio a suministrar

* Descripción.

* Necesidades que cubre.

* Diferencias con productos de la competencia.

* Existencia de algún derecho sobre el producto o servicio a comercializar.

Planificación de los aspectos comerciales

* Análisis de mercado.

* Estudio de mercado.

* Plan de marketing.

* Establecimiento de las redes de distribución.

* Plan de compras.

Estudio económico-financiero

* Determinación de los recursos necesarios.

* Fuentes de financiación.

* Presupuesto de tesorería.

* Estructura financiera de la empresa.

* Análisis de rentabilidad.

Una vez tomada la determinación y analizados todos los puntos, el siguiente

paso a seguir es tener en cuenta una serie de factores claves y concretos

para la constitución de la empresa:

  • Número de socios.
  • Cuantía del capital social.
  • Obligaciones fiscales.
  • Régimen de la Seguridad Social.
  • Responsabilidad frente a terceros.
  • Tramitación administrativa.
Anuncios

¿Que es la Sociedad Comanditaria?

La sociedad comanditaria o en comandita está regulada por el Código de

Comercio.

Es esencial la existencia de dos clases de socios:

• Socios colectivos, bajo cuyo nombre girará la razón social, que aportan

capital y trabajo, y responden personal y solidariamente de los resultados

de la gestión social, sean o no gestores de la sociedad.

• Socios comanditarios, que solamente aportan capital y su responsabilidad

está limitada a su aportación, careciendo de derecho a participar en la

gestión social.

Constituye una comunidad de trabajo en la que no participan los socios

comanditarios y tiene plena autonomía patrimonial.

La preponderancia que en la sociedad tienen los socios colectivos permite

considerarla como una sociedad de carácter personalista.

No existe mínimo legal para el capital social y se puede constituir a partir de

dos socios.

CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD

Se exigen los mismos requisitos legales que para la constitución de la

sociedad colectiva.

En la escritura pública constarán las mismas circunstancias que en la

sociedad colectiva.

Para la inscripción en el Registro Mercantil habrá que añadir otros datos,

además de los exigidos para la sociedad colectiva:

• Identidad de los socios comanditarios.

• Aportaciones de cada socio comanditario con expresión de su valor

cuando sean en dinero.

• Régimen de adopción de acuerdos sociales.

DERECHOS DE LOS SOCIOS

Socios colectivos:

• Los mismos derechos que los socios de las sociedades colectivas:

derecho a participar en la gestión social, derecho de información y

derecho a participar en las ganancias y en el patrimonio resultante de la

liquidación.

Socios comanditarios:

• De contenido esencialmente económico: derecho a participar en las

ganancias y derecho a participar en el patrimonio resultante de la

liquidación.

• De carácter administrativo: derecho a que se les comunique el balance de

la sociedad a final de año, poniéndoles de manifiesto, durante un plazo

mínimo de 15 días, los antecedentes y documentos precisos para

comprobarlo y juzgar de las operaciones.

¿Que es un Microcredito?

Los Microcréditos constituyen un producto de gran interés para las microempresas y el autoempleo
entre colectivos con dificultades para el acceso a la financiación.
Esta línea va dirigida preferentemente a emprendedores incluidos en los grupos siguientes:
• Mayores de 45 años
• Hogares monoparentales
• Inmigrantes
• Mujeres
• Discapacitados
• Parados de larga duración
El aspecto más interesante de este producto es que no se exigen garantías, pero sí un proyecto viable.
Se financian activos nuevos productivos, hasta el 95% de la inversión con un máximo de 25.000 euros.
El plazo de amortización es de dos o tres años. El tipo de interés es fijo del 6%.