Panama: Mercado en crecimiento

Panamá ha sorteado la crisis económica mundial. En 2009, el crecimiento de su PIB fue del 2,4 por ciento y para 2010 se prevé un crecimiento económico de en torno al 6 por ciento.

 

 

El importante  Acuerdo de Asociación UE-ALC, el primero con carácter regional que firma la UE, alcanzado este año gracias al trabajo de España durante su periodo de Presidencia de la UE, esta dando sus frutos a las empresas españolas y ambos países podrán beneficiarse de un mayor flujo comercial e inversor.

Asímismo el acuerdo España-Panamá para evitar la doble imposición, firmado el pasado mes de octubre traerá beneficios para las empresas y particulares españoles y panameños y es un ejemplo más de las magníficas relaciones entre ambos países.

Panamá ha sorteado la crisis económica mundial sin que su Producto Interior Bruto (PIB) experimentara crecimientos negativos. En 2009, en pleno auge de la crisis, el PIB registró un incremento del 2,4 por ciento y se espera que la economía del país se expanda en torno a un 6 por ciento en 2010.

La Administración del país centroamericano ha puesto en marcha un Plan Quinquenal de Infraestructuras que asciende a 13.600 millones de dólares, al margen de la ampliación del Canal de Panamá, lo que pone de manifiesto un claro compromiso para contar con infraestructuras de primer nivel (carreteras, puertos, túneles, puentes, transporte urbano, etc.)

Las empresas españolas tienen gran experiencia internacional en la ejecución de infraestructuras y algunas de ellas son referentes mundiales. Precisamente, varias empresas españolas han logrado adjudicarse obras emblemáticas en Panamá como la ampliación del Canal (Sacyr Vallehermoso) o el proyecto del Metro (FCC).

Sacyr lidera el consorcio que construye el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal, contrato valorado en más de 3.000 millones de dólares, mientras que FCC y Typsa también participan en otros proyectos de la ampliación de Canal.

Asimismo, FCC se adjudicó a finales del pasado mes de octubre el contrato de construcción del Metro de Panamá por un importe de más de 1.400 millones de dólares.

La ejecución de estos proyectos tendrá un importante efecto de demostración beneficioso de cara a futuras licitaciones, tanto en Panamá como en países de la región, y para la imagen de España.

Por otro lado, España ha mostrado su predisposición para colaborar en el despliegue de la TDT en Panamá, país que junto a Colombia y Uruguay ha elegido el estándar de TDT europeo (DVB).

Anuncios

Colombia: Mercado en expansión para las franquicias

España es el segundo inversor en Colombia, con más del 11 por ciento del total. La inversión acumulada de las empresas españolas supera los 4.300 millones de euros y en la actualidad dan empleo a cerca de 60.000 personas.

Colombia ha puesto en marcha importantes planes de desarrollo en ámbitos como las TIC y la Sociedad de la Información o las infraestructuras, sectores en los que España cuenta con empresas punteras a nivel mundial y una contrastada experiencia.

Estos planes representan una oportunidad para que las empresas españolas y colombianas trabajen en el desarrollo de proyectos que requieren fortaleza financiera y capacidad tecnológica.

En este sentido, las compañías españolas tienen una acreditada experiencia internacional: de los más de 26.500 millones de euros en proyectos adjudicados a empresas españolas en los últimos seis meses, el 63% corresponden a proyectos de infraestructuras y transportes y de consultoría e ingeniería.

Acuerdo comercial UE-Colombia

La próxima entrada en vigor del  Acuerdo comercial entre Colombia y la UE es una oportunidad para incrementar la presencia de empresas españolas en este país, teniendo en la fórmula de la franquicia una base sólida para la expansión internacional de las enseñas,  destacando las oportunidades que su implantación acarreará para incentivar el comercio y la inversión entre España y Colombia como vía de crecimiento.

El pasado mes de marzo, se cerró el Acuerdo Multipartito (Colombia y Perú) con la UE, un marco que garantizará un entorno seguro, transparente, predecible y no discriminatorio para el comercio y la inversión entre ambas partes.

En virtud del Acuerdo, el 65% de las exportaciones a Colombia se liberalizarán con su entrada en vigor y el resto lo harán de forma progresiva a lo largo de los próximos años. La implementación del Acuerdo abre vías nuevas para incentivar el comercio y la inversión entre España y Colombia, lo que redundará en un mayor crecimiento económico en los dos países.