La reforma laboral

Los cambios de la normativa laboral no satisfacen a sindicatos ni patronal.

Los principales cambios introducidos por la reforma laboral no parecen encaminados a disminuir la elevada tasa de temporalidad en el mercado español.

Así con la reforma el preaviso del despido pasa de 30 días a solo 15 días; el cese del contrato temporal aumenta la indemnización hasta los 12 días de sueldo por año (anteriormente 8 días), y se pone límite a la contratación temporal, tres años, más uno de prorroga (máximo 4), el encadenamiento de contratos no rompe el límite.

Se reducen los trámites para los despidos por causas objetivas, sin embargo las causas no están muy concretadas por lo que pueden generar conflictos laborales que deberán resolver los tribunales.

Se establece la fórmula del “contrato alemán”, para amortiguar los despidos en épocas de crisis, ya que la ley contempla la posibilidad de pactar entre empresario y trabajadores la reducción de la jornada laboral y el salario, entre el 10% y el 70%.

También se recogen bonificaciones para las contrataciones de jóvenes y mayores de 45 años (entre 800 y 1.400 euros), así como para los contratos de formación (con bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social del 100 %).

Anuncios