Mujer trabajadora

“El empleo femenino se concentra en uno de los sectores más dinámicos, el sector servicios, mientras que el empleo masculino es mayoritario en la construcción e industria”.

 

            Los ajustes económicos que se están produciendo, están respetando el empleo femenino, que creció en el año 2.008 en cerca de 37.000 puestos de trabajo, mientras que el empleo masculino esta siendo muy castigado; esto se debe a que el empleo femenino se concentra en uno de los sectores más dinámicos, el sector servicios, mientras que el empleo masculino es mayoritario en la construcción e industria.

            Sin embargo esta variable positiva no ocurre en el caso de las mujeres directivas que están peor pagadas y sufren la consecuencia de los últimos ajustes.

            En España la diferencia salarial hombre/mujer esta por encima de la media europea, sin embargo en los últimos años estamos liderando a nivel europeo la incorporación de la mujer al mercado laboral.

            La consecuencia de que no existan muchas mujeres ocupando puestos de responsabilidad o en los consejos de administración de las empresas se debe a una doble variable, por un lado es cierto que no se ofrecen las mismas posibilidades a la hora de ocupar puestos de responsabilidad, pero otro factor que influye es la decisión de la mujer de equilibrar la vida familiar y profesional, mientras que el hombre mira más su promoción profesional y los ingresos que le reportara el nuevo puesto.

Anuncios